Pagar Inscripción y becas
10 November 2017

¿Problemas Circulatorios?

Escrito por: Administrador

La circulación de la sangre en el cuerpo es de dos tipos, la circulación arterial y la circulación venosa. 

La circulación arterial es la sangre que viaja por las arterias llevando sangre limpia u oxigenada del corazón a todo el cuerpo.  Cuando existe un problema de circulación arterial, la sangre no llega a donde debe y esto ocasiona que esas partes del cuerpo sufran sin recibir oxígeno, o se infarten.  Puede ocurrir un “infarto” a nivel de diferentes partes del cuerpo, no solamente el corazón, pero se le llama diferente cuando ocurre en otras partes.  

Al dejar de recibir oxígeno, esos tejidos sufren; cuando esta pérdida de circulación ocurre gradualmente, por ejemplo en las piernas, puede presentarse con dolor al caminar que mejora al reposo y puede ir empeorando hasta impedir caminar.  Cuando progresa, hay  mucho dolor y lesiones de la piel, pequeñas heridas que crecen y cambios de coloración desde un color azul-pálido, moteado hasta blanco, rojizo y finalmente negro generalmente a nivel de los dedos del pie.  Estos casos constituyen una urgencia en la que se debe restablecer la circulación que ha sido obstruida (por una lesión en la arteria, una placa de colesterol, un coágulo que tapó la circulación, etc.) antes de que el tejido siga muriendo y se extienda.  

Los factores de riesgo para presentar enfermedad arterial son:  tabaquismo, edad mayor de 70 años, colesterol alto, sedentarismo, obesidad, diabetes.  La enfermedad arterial ocurre en todo el cuerpo, puede existir enfermedad arterial en las piernas, en el corazón, en el cerebro, o en los riñones.  Es por esto, que la prevención es importante así como buscar atención médica oportunamente para evitar llegar a presentar un evento arterial serio.

Existen diversos tratamientos para la enfermedad arterial, dependiendo del grado de severidad de la enfermedad, desde medicamentos que previenen que progrese, ejercicio, cirugía abierta o cirugía endovascular en la que se trata la arteria desde dentro por medio de catéteres a través de una punción.  La detección temprana y la prevención son lo más importante para contribuir a salvar extremidades o hasta la vida.

La circulación venosa es la circulación de retorno al corazón.  La sangre viaja por las venas desde todas partes del cuerpo.  Por las venas, la sangre va en contra de la fuerza de gravedad, logra avanzar con la contracción muscular y otros mecanismos, sin embargo, estos mecanismos se van venciendo con el paso del tiempo y si no hay un adecuado movimiento venoso, la sangre venosa se estanca y es el estancamiento venoso lo que va produciendo las várices o  insuficiencia venosa. 

El estancamiento venoso por tiempo prolongado, va dilatando la pared venosa y enfermando venas en las piernas.  Este daño es progresivo, aumenta con la edad.  Es importante conocer los factores que provocan la enfermedad para intentar controlar la progresión de la misma en lo posible.  Los factores de riesgo para presentar várices son: Herencia, estar periodos prolongados de pie o sentado, embarazos, obesidad, sedentarismo y tomar anticonceptivos.   

Las várices pueden manifestarse con dolor, pesadez y cansancio de piernas, piernas hinchadas,  venas visibles en forma de arañitas o venas más grandes, manchas morenas en los tobillos o úlceras venosas.  La úlcera es el grado más severo de enfermedad, consiste en una llaga dolorosa cercana a los tobillos o los pies.

Se debe buscar prevenir que progrese la enfermedad, realizando ejercicio regularmente, manteniendo un peso adecuado, levantando las piernas varias veces al día, usando una media o calcetín de compresión y evitando estar periodos prolongados parado o sentado. 

Hay diferentes tratamientos para corregir la enfermedad dependiendo de la severidad.  Se puede tratar con escleroterapia (inyecciones de medicamento en las venas enfermas), cirugía o láser venoso que corrige el problema en casos severos por medio de mínima invasión.

La circulación, arterial o venosa, se beneficia de un estilo de vida saludable que incluya una adecuada alimentación y ejercicio regular, así como modificaciones pequeñas que pueden prevenir un problema serio a futuro. 

Comentarios del artículo

MA ESTELA CALDERON

MUY INTERESANTE ESTE ARTICULO, Y MUY UTIL PARA LA PARCTICA DIARIA DEL MEDICO. VEMOS ESTA PATOLOGIA TODOS LOS DIAS.

Opina sobre este articulo

Articulos relacionados

06 November 2017
Aneurisma de Aorta Abdominal, una Bomba de Tiempo
Leer artículo
10 November 2017
¿Por qué tengo várices?
Leer artículo
10 November 2017
¿Presión arterial ligada a demencia vascular?
Leer artículo
10 November 2017
Anticoagulantes orales en las mujeres
Leer artículo
10 November 2017
¿Problemas Circulatorios?
Leer artículo
10 November 2017
Síndromes Compresivos Venosos
Leer artículo